porcelana china

La porcelana china, como su nombre indica, es cerámica cuyo origen tiene lugar tras varios siglos de tradición china y de otras culturas asiáticas, podemos encontrar porcelana en Corea o en Japón, aunque la influencia china siempre está presente. Evidentemente, esta relación hace que hacia Europa y América haya llegado parte de la influencia china en este arte, por lo que podemos afirmar que el origen de la porcelana está en China.

Son muchas las cuestiones a valorar cuando hablamos de porcelana china, y eso es lo que vamos a tratar de hacer en este artículo, contarte sobre sus características y sobre qué se tiene en cuenta a la hora de tasar este tipo de porcelana.

Características de la porcelana china

La palabra “porcelana” viene del italiano “porcellana” y viene a significar un tipo de capa traslúcida. Se denomina porcelana a cualquier cerámica blanca, sin prestar atención a los materiales con los que está hecha.

La gran diferencia con la cerámica es que la porcelana se calienta a una temperatura mucho más alta que la del barro habitual. La porcelana china se calienta en un horno a 1200 o 1400 grados centígrados. Esto hace que se formen vidrios y otros materiales que son los causantes de la dureza de la porcelana. Precisamente, esta, la dureza, es una de las características más a valorar.

Es uno de los mejores ejemplos de arte tradicional chino, normalmente, está hecha con arcilla caolinita mezclada con piedras como petunse, feldespato y cuarzo. Aunque también es posible encontrar piezas con ceniza de hueso o vidrio.

También debemos tener en cuenta el tamaño de China, y es que existen diferencias en cuanto a características en función de la zona del país de la que proceda la pieza.

Como valorar la porcelana china

La estética de este tipo de porcelana es increíble, son objetos muy bien valorados y por ello, tasar estos productos debe hacerse de forma metódica.

Muchos diseños aumentan su valor conforme va pasando el tiempo, aunque este es solo uno de los factores que dan valor a este tipo de cerámica, podemos agrupar estos aspectos en:

  • La cantidad de años de la pieza, como dijimos antes, quizá uno de los valores más interesantes si estas son muy antiguas.
  • La condición en la que se encuentre, evidentemente, si está bien conservada puede alcanzar un precio mayor.
  • La rareza de la pieza es importante.

Una buena valoración debe incluir estos datos y tener esto siempre en cuenta, de modo que no caigamos en un “posible fraude”.

Consejos para una buena tasación

Podemos darte unos cuantos consejos para el proceso de tasación, de forma que te sea más sencillo todo y evites posibles engaños.

  • Identifica al fabricante, esto te dará muchos datos de la pieza en sí misma, puedes tratar de localizar la marca en el fondo de los platos o tazas, esto es lo que se suele hacer habitualmente, así que este sería el primer paso que hay que realizar.
  • Revisa todas las imperfecciones que encuentres, todas ellas, por pequeñas e insignificantes que parezcan, pueden ser importantes para una valoración menor de la misma.
  • Anota toda la información, tanto de la información que has encontrado como de todos los detalles de cada pieza, así te será más fácil organizarlo todo y tenerlo listo para una correcta tasación de la pieza de porcelana.

 

Cites Marfil

La palabra marfil tiene origen árabe hispano, es el vocablo “azm alfíl” que viene a significar algo así como “hueso de elefante”. Exactamente es un material muy fuerte y duradero del que se componen los dientes de estos mamíferos. El marfil es muy valioso, pero tiene un “pero” y es precisamente el origen animal. Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de comprar o vender marfil.

Si estás pensando en esta actividad debes saber qué es la Cites. Y de ello es de lo que te vamos a hablar en este artículo, así como qué es lo que tienes que tener en cuenta.

Características del marfil

El marfil se ha usado durante milenios para esculpir esculturas, escritura en relieve o pequeñas obras de arte decorativo. Aunque podemos pensar que el marfil proviene únicamente de los dientes del elefante, lo cierto es que podemos llamar marfil a cualquier diente de mamífero lo suficientemente grande como para ser tallado.

Debido a la mayor demanda cada vez del marfil en numerosas obras de arte, prácticamente desde la prehistoria hizo que tuvieran mucho valor, llegando, a mediados de los años 1830 a provocar la muerte de más de 4000 elefantes e incluso llegando a la cifra de 70.000 a mediados de la década de los años 80 del siglo XX.

Esto tuvo como resultado la creación de la Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro con sus señas en inglés) que se encarga de bienestar de las distintas especies convirtiendo así la talla de marfil en una actividad ilegal.

Esta organización ha promovido acuerdos para todo tipo de transacción con el marfil como protagonista, por ello, adecuarse a las normas que establece la Cites es de obligado cumplimiento. En algunos países como China es imposible hacer este tipo de trámites, ya que se encuentra prohibida la compraventa de marfil y en otros como Reino Unido se preparan leyes más restrictivas aún, por lo que esto aún puede dar muchas vueltas y tener leyes que impidan aún más la compraventa de marfil.

Qué es el certificado Cites

El certificado Cites se concede en España cuando se demuestra que la pieza ha sido adquirida antes del 1 de enero de 1986 si es un marfil africano o entre 1947 y 1990 en el caso de que sean de origen oriental.

Para presentar la solicitud debes acudir a la inspección de SOIVRE donde deberás entregar, además de la propia solicitud rellenada, todas las facturas de compra, fotografías antiguas o testamentos. También debes aportar el documento de las tasas de Cites que ya hayas abonado.

Es importante que tengas toda la documentación en regla. Todo ello con el objetivo de que se paralicen las matanzas (sobre todo de elefantes) de animales.

Prohibición de vender marfil y las consecuencias

En algunos países está completamente prohibida la venta y compra de marfil, esto ha conseguido frenar la matanza de elefantes, aunque la venta ilegal aún existe, aún son 20.000 los elefantes asesinados cada año para venderse en Asía el marfil que se pueda sacar de ellos, el doble en número en cuanto a dientes.

Todos los años se incautan grandes cantidades en las fronteras chinas, especialmente procedentes de zonas de África.

Aún así, esto no es así en todo el mundo, por lo que recomendamos seguir escrupulosamente las normas de cada país y la Cites, aunque sea un negocio lucrativo y la belleza de las obras talladas en marfil estén fuera de toda duda, siempre es mejor hacer las cosas siguiendo las reglas y cuidando nuestro entorno, ya que es lo más importante que tenemos.

 

Cuando una persona muere y deja en herencia bienes muebles e inmuebles es necesario saber si hubo un testamento y cuántos son los herederos forzosos.

Herederos forzosos son los descendientes del difunto: hijos o nietos, en caso de que ya los hijos hayan fallecido, o el cónyuge sobreviviente; si no hay hijos o nietos, serán entonces los padres o abuelos.

Cuando hay testamento las cosas se simplifican enormemente porque ya todo está estipulado en él. Los problemas llegan cuando no hay testamento e igualmente hay que dividir los bienes.

La herencia en España

Una herencia en España se divide en tres grandes bloques: la legítima, la mejora y la libre disposición, y tiene por objeto que la misma se distribuya entre los herederos.

La legítima

Corresponde a un tercio de los bienes y se reparte por igual entre los herederos legítimos: hijos y cónyuge, o los descendientes o ascendientes, según sea el caso.

La mejora

Corresponde a un tercio de la herencia que sirve para “mejorar” (de allí su nombre) el tercio de la legítima, y puede utilizarse para dejar más en herencia o a un heredero que a otro, por ejemplo.

Muchas veces sencillamente se une a la legítima.

Libre disposición

Es otro tercio que deja en libertad al testador de dar parte de la herencia a quien se desee, sea o no heredero legítimo. Si no hay herederos, el Estado es quien recibe la herencia en su totalidad.

Repartir herencias

Cuando existen bienes muebles e inmuebles, hay que elaborar un inventario de los mismos y hacer tasaciones de cada objeto u obra de arte, no solo para determinar el valor sino incluso para que los herederos sepan los impuestos que deberán pagar, de acuerdo con la ley de sucesiones.

Para ello tendrás que contratar a un tasador profesional; este deberá tasar y valorar cada una de las piezas de arte que conforman tu herencia y realizar un informe de tasación que incluirá información detallada de las obras y objetos, la época a la que pertenecen, su conservación, los materiales, etc.

Con este informe podrás iniciar la partición de la herencia.

¿Tienes un cuadro valioso y lo quieres vender? Lo mejor es hacerlo en subasta. Las casas de subasta cuentan con expertos que pueden tasar tus obras, además de valorar si son susceptibles de subastar.

Por lo general, cuando un coleccionista o particular quiere vender cuadros o cualquier objeto de arte, suele ponerse en contacto con una casa de subastas, o con agentes especializados en dichos objetos.

La casa de subastas hará una valoración de la obra, sean cuadros, esculturas, etc. Usualmente es la casa la que determina qué objetos pueden subastarse. Hay algunas que se dedican solo a cuadros, o a esculturas, pero por lo general aceptan una gran diversidad de objetos, siempre y cuando sean valiosos.

Esta variedad puede incluir arte clásico y antiguo, pintura contemporánea, arte oriental, objetos vintage, libros, joyas, porcelanas y cerámicas antiguas y modernas, colecciones especiales, coches, y un largo etcétera.

Cosas que debes saber antes de vender tus cuadros en subasta

Para vender tus cuadros, la casa de subastas y tú llegarán a un acuerdo en donde se establecerá el precio de salida así como las condiciones de corretaje y gastos de gestión. Reclama siempre tu recibo de depósito.

Los cuadros suelen estar en exposición unos días antes de la subasta, ya sea presencial u online, y se te informará sobre la fecha exacta y el número de lote de tus objetos. Si no asistes a la subasta, la casa te enviará vía correo electrónico o postal los resultados de la misma.

Es mucho más cómodo vender de esta manera aquellos objetos artísticos que consideres más valiosos. Estas casas cuentan con tasadores y vendedores profesionales que te asesorarán en todas las fases de la exposición y venta.

Una vez deducidos los gastos del acuerdo, la casa de subastas te pagará el resultado de la transacción, y expedirá un informe con todos los detalles.

Las falsificaciones de arte han existido siempre. Sin embargo, a partir de la segunda mitad del siglo XX ha alcanzado niveles inauditos, debidos mayormente al incremento del interés en el arte y a que parte de este interés nace como inversión.

Los índices de obras de arte falsas se han disparado, obligando a museos, aseguradoras y coleccionistas en general a estudiar cada pieza exhaustivamente para determinar su autenticidad.

Porque las falsificaciones son un delito, una estafa que puede manejar cientos de millones de euros, que se reconoce legal y judicialmente.

Luego de numerosas y conocidísimas estafas en el mundo artístico, los galeristas y el mercado en general se han vuelto cautelosos; no interesa a nadie que haya falsificaciones, pues eso significa que no hay un cuidado exhaustivo (aunque siempre se puede fallar).

En consecuencia, los coleccionistas, a quienes tampoco les interesa pagar grandes sumas de dinero por una falsificación –por muy bien hecha que esté–, están cada vez más interesados en asesorarse con expertos antes de invertir.

De allí que existan peritos judiciales especializados en tasar obras de arte, tanto para aseguradoras como para particulares, llámense coleccionistas, galerías o museos, y no solo en cuanto al hecho artístico, sino también en lo referente a legalidad.

Cómo evitar las falsificaciones

Los especialistas indican que tener información sobre arte es esencial; por ello, es importante que quien invierta en arte sea conocedor y amante de las bellas artes.

Otro consejo es que siempre se pidan tasaciones y asesoramiento profesional, y por supuesto, comprar las obras en casas de subastas reconocidas internacionalmente, pues todas tienen expertos en historia del arte, en finanzas y en leyes.

Si quieres comprar una obra de arte, los expertos recomiendan comportarse como un profesional, en el sentido de consultar en lo posible toda la bibliografía existente sobre la obra o el autor, con los herederos del artista (si los hay) o con él mismo si está vivo: rastrear todo lo que se pueda.

Las tasaciones de arte no son solamente para ajustar el precio, incluye valoraciones artísticas que, entre otras cosas, determinan la autenticidad de determinada obra. Antes de invertir, lo más razonable es certificar que es verdadera.

Si tienes muebles en tu casa que te dejaron en herencia tus padres o abuelos, y quieres saber si son verdaderamente antiguos, necesitas de un perito para tasar estas piezas.

Qué necesitas saber de tus muebles

Hay una serie de cosas que pueden indicarte si un mueble es una antigüedad, una pieza de arte. Las valoraciones vendrán después.

La edad

El mueble en cuestión deberá tener mínimo 100 años para ser considerado una antigüedad.

Época y lugar de procedencia

Los muebles antiguos pueden ser de estilo, generalmente se les daban los nombres de los soberanos reinantes: Luis XV, Napoleón III, etc., o por una época particular, como estilo imperio, isabelino, regencia, y otros.

También se pueden identificar por el maestro ebanista: Chippendale, Boulle, Hepplewhite, Riesener, etc., o por la región (provenzal, inglés, colonial, bretón…).

Material

El tipo de madera utilizada, los tiradores, el armazón, las patas… todo esto es importante para las tasacionesde tus muebles.

Pasos para pedir tasaciones de muebles

Conservación

Debes tener en cuenta que si tus muebles no están en perfecto estado, y más aún, si le has realizado alguna reforma, el precio puede variar notablemente.

Contactar un tasador

Lo siguiente es contactar a un tasador, que te indicará qué valor tienen tus muebles en la fecha actual. Esta persona te ayudará a determinar la época, el estilo, los materiales, y te podrá informar cuánto cuestan.

Pero no solo los muebles son objeto de peritaje, también libros, jarrones, porcelanas de todo tipo y tamaño, cuberterías y cualquier adorno que tengas en casa. El perito tasador se encargará de examinarlo cuidadosamente.

Esta tasación te servirá no solo si deseas vender tus bienes, también es importante si quieres asegurarlos, o si es necesaria una partición de herencia o si sencillamente quieres saber su valor.

Vender joyas de oro es una buena forma de ganar dinero rápido y sencillo. Los motivos para vender tus joyas pueden ser muy diferentes: desde salir de un apuro económico puntual, repartir en dinero unas joyas heredadas o simplemente porque prefieras invertir ese dinero en otras prioridades.

De cualquier manera antes de venderlas es necesario conocer algunas cosas para obtener el mayor beneficio. En Arte y Diamantes somos conscientes de ello a diario una vez realizamos las tasaciones de nuestros clientes y aunque como tasadores oficiales nuestro código deontológico no nos permite actuar en operaciones de compraventa, si gestionamos la venta de las joyas de nuestros clientes.

 

Maneras de vender joyas

Antes de vender tus joyas es necesario saber que tipo de joyas tienes para que no puedan engañarte.

Realiza una tasación previa de tus joyas para conocer el peso del oro, calidad de los diamantes y gemas preciosas, diseño, marca, antigüedad y otras muchas características que solo podrá darte un tasador gemólogo cualificado.

Una vez que sepas las características completas de tus joyas puedes dirigirte a vender las joyas en las diferentes opciones que ofrece el mercado.

1. Casa de subastas:

Esta opción es muy aconsejable si tienes joyas importantes. La principal ventaja es que valorarán aspectos importantes de la joya que jamás lo harían en una compraventa de oro. Te darán un precio de salida valorándote el metal, las gemas, la antigüedad, originalidad, diseño, marca y todas las características de las joyas. Ellos se ocuparán de realizar toda la gestión de la venta fotografiando las piezas en su catálogo, promocionándola y serán los que se ocupen de encontrar al comprador.

Las desventajas serán las altas comisiones que cobrarán al venderlas (entre un 14% y un 18% en España), los gastos de catalogación y los largos tiempos de espera tanto para vender las joyas como para cobrarlas posteriormente.

2. Compraventas de oro:

Esta es la mejor opción si tus joyas tienen mucho peso en oro, no tienen ni antigüedad ni un diseño especial y tampoco están compuestas por diamantes y gemas importantes.

Al contrario de las subastas, el pago es inmediato (metálico o transferencia).

Las desventajas son que nunca te valorarán la joya, sino únicamente el peso del oro a una cotización muy inferior a la real. Si la compraventa no es seria pueden intentar engañarte con los peso, la pureza del oro (18 kts, 14 kts o 9 kts) o simplemente decirte que algo es malo cuando es bueno. Por este motivo recomendamos acudir a sitios reconocidos en el sector o que lleven tiempo trabajando la compraventa.

En el caso de querer vender un diamante importante es preferible venderlo por separado en una compraventa de diamantes especializada y posteriormente vender el oro en una compraventa de oro normal.

3. Particulares

Si tienes opción de vender tus joyas a un conocido o particular sin pasar por intermediarios, sin ninguna duda será la mejor opción.

 

Trucos a tener en cuenta antes de vender las joyas

  1. Conocer el peso del oro y los diamantes: es fundamental antes de intentar vender tus joyas, saber tanto el peso del oro como de todas las gemas.
  2. Calidades de las gemas: no solo es importante saber el peso de tus gemas. Es igual de importante  conocer las calidades de todas las gemas. Informate de las 4 C´S del diamante: peso (carat), talla (cut), color (color), pureza (clarity). Para averiguarlo deberás asesorarte de un buen gemólogo tasador especialista en diamantes.
  3. Limpieza: limpia tus joyas antes de llevarlas para que luzcan.
  4. Joyas de marca: Si la joya es de marca (Bvlgari, Chopard, Cartier…) su precio será mucho más elevado.
  5. Añade estuches y certificados gemológicos: acompaña la joya con la mayor documentación posible. Los certificados gemológicos de los diamantes serán fundamentales para que el comprador realice una oferta lo más ajustada posible. Las facturas y el estuche original de la joya dará confianza al compraventa al saber que fueron adquiridas en joyerías de prestigio.
  6. Anuncios de calidad: si decidiste utilizar una plataforma digital, ya sea compraventa o formato subasta, esfuérzate en hacer un buen anuncio. Cuanto más claro, completo y documentado esté mucho mejor.
  7. Tasar las joyas: es muy recomendable acudir a un tasador profesional para que te haga un estudio de tus joyas y una correcta valoración. Solo conociendo las joyas que tienes sabrás como obtener el mayor beneficio en su venta.

En Arte y Diamantes realizamos tasaciones y valoraciones de sus joyas. Nuestros tasadores son gemólogos titulados. Realizamos informes oficiales de sus joyas y gestión de venta.

 

peritos tasadores

Un tasador debe actuar siempre como parte independiente. Este es uno de los principios fundamentales que usted debe exigir para obtener una tasación imparcial. Esto es así para evitar que si el tasador espera comprar sus joyas, le realice una tasación de un valor inferior al que probablemente obtendrían en el mercado por sus joyas u objetos de arte.

Sin embargo, un servicio que si puede ofrecerle su tasador, sin por ello dejar de ser independiente es el de gestión de venta de sus objetos de arte o joyas. Sin duda sus conocimientos del mercado y sus contactos podrán ser su mejor aliado para obtener el mejor precio por sus piezas.

Nuestra recomendación es que primero realice la tasación, que posteriormente busque por sus propios medios la manera de vender sus piezas, y que de forma conjunta comunique al tasador su intención de vender. Así podrá explorar los caminos más tradicionales usted mismo al tiempo que un profesional mueve sus piezas por lugares a los que usted no tendría acceso.

Aunque el profesional que le gestione la venta se llevará sin duda un fee por hacer el trabajo, es casi seguro que obtendrá un mejor resultado global, que los que obtendría  usted como un particular que quiere vender una joya u objeto de arte.

Recuerde que cuanto más mueva la pieza, mayores las posibilidades de conseguir un buen precio. No se limite y consulte con un profesional.

 

Tasaciones de antigüedades

Las antigüedades son todo un mundo: Porcelanas, muebles antiguos, libros, cuberterías, etc… Resulta tan amplio que saber de todo es prácticamente imposible. Es por eso que confiando en Arte y Diamantes, se evitar tener que buscar a un experto tasador en cada campo. Nosotros los conocemos a todos!

Deje que nuestro equipo de tasadores le haga una tasación completa de todo lo que posee, ya sea para la partición de una herencia, para asegurar sus bienes muebles, o simplemente para conocer el valor de todo lo que posee.

Los objetos antiguos en muchas ocasiones tienen un valor mayor que el que pudo imaginar. Quizás le parezca que esa vieja figura de porcelana no tiene un gran valor cuando puede ser muy valiosa. 

Las artes decorativas son especialmente complicadas, por lo que nada mejor que disponer de un profundo pool de tasadores de antigüedades especializados por áreas, y con contactos en el mundo del arte para que ninguna pieza se quede sin expertizar.

Puede contactarnos y obtener más información sobre nuestras tarifas en el siguiente formulario o en el teléfono que le proporcionamos a continuación.

Valor y precio en el arte son dos conceptos relacionados, pero que debemos distinguir. Así el precio se refiere al importe que alguien está dispuesto a pagar por un bien, y valor es el conjunto de cualidades por la que una cosa es apreciada.

En las tasaciones de arte siempre nos referimos al importe económico de un bien  en un determinado momento, es decir a su precio. Dicho precio se calcula relacionando el bien con otros de similares características que han sido objeto de una transacción económica.

Así los resultados de subastas de arte, o de las operaciones de compraventa con importe de venta conocidos nos sirven para calcular el precio estimado que el bien tasado obtendrá en el marcado.

Obviamente se trata inicialmente de una estimación, ya que el valor del arte es muy subjetivo y depende de multitud de factores el precio que realmente alcanzar: Si el bien es percibido como bonito, si hay más de un comprador interesado, la ubicación del bien, o que la venta del bien haya tenido suficiente publicidad son factores determinantes.

Un cuadro inglés casi siempre obtendrá un mejor precio de venta si se vende en Inglaterra, que si se vende en España. 

Un retrato de una dama obtendrá un mejor precio que un retrato de un caballero, aunque ambos sean obra del mismo autor.